PARAISO DE HIELO.

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Joseph Romanus el Vie Ene 29, 2010 11:57 pm

Siento ese extraño cosquilleo de la parálisis y reacciono ya un poco tarde recuerdo ese pequeño poder que tanto odio en ella, veo como comienza a alejarse y espero el momento en que mi cuerpo recupere su movilidad para poder salir detrás de ella.

De eso se trata mi amor.

Comienzo a recorrer las estepas en el momento que recupero la movilidad y uso mis sentidos buscando el rastro de mi amor, escucho cada ruido y no detecto nada.

Cree un monstruo y se volteara en mi contra.

Susurro mientras sigo buscando el rastro, hasta detectar la nieve recién caída y las ramas limpias, sonrío y continuo siguiendo el rastro esperando detectar su nuevo escondite.
avatar
Joseph Romanus
Nivel 5

Cantidad de envíos : 715
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Clarisse W. Romanus el Sáb Ene 30, 2010 10:13 pm

Una vez en el árbol me acomodé para observar en donde se encontraba, lo vi y me bajé del árbol puesto que llevaba la vista hacia arriba, tenía que ser cautelosa así que en vez de hacer una caída libre, me deslicé por el árbol del lado opuesto para que no me viera, usé la telequinesis para que las ramas de unos árboles continuos por donde los que yo iba se siguieran moviendo y dejando que la nieve cayera.

Pensaba que era demasiado tramposa al estar usando mis poderes, pero también sabía que tenía que verlo como algo en serio y no como el hombre al que amaba con todo mi corazón, tenía que aprender a defenderme sola y también tenía que aprovechar este tiempo a su lado, me acerqué con cautela hasta su espalda y dí un beso en su nuca, me alejé lo más rápido que pude, colocándome detrás de un árbol, sabía que habían quedado mis huellas e hice un puchero, me recriminé porque en vez de dispararle me acerqué a él para besarlo.
avatar
Clarisse W. Romanus
Nivel 7

Cantidad de envíos : 1863
Fecha de inscripción : 02/03/2009
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Joseph Romanus el Lun Feb 01, 2010 1:23 pm

Me dejo guiar por mis sentidos que están a la expectativa por el ruido a lo lejos de ramas moviéndose, sonrío y sigo escuchando cada ruido a mi alrededor esperando que algo salga del alto nivel de escape que tiene en este momento.

Te voy a encontrar mi amor.


Susurro justo antes de sentir su beso en mi nunca, sonrío y me giro a toda velocidad pero solo puedo romper el aire de su espacio vacío, vuelvo a agudizar mis sentidos y observo sus huellas que llegan hasta un árbol cercano, medito un momento mi siguiente movimiento, no estoy seguro si esta en alguna rama o detrás del tronco, lo que se perfectamente es que debo cuidarme de ese podercito suyo del que ya eh sido víctima en muchas otras ocasiones.

Al final decido subir al árbol y bajar con un movimiento rápido frente a ella, sonrío ante su hermosa carita de sorpresa y acaricio su mejilla antes de acercarme para darle un tierno beso en los labios.

Te tengo amor.

La abrazo por la cintura y vuelvo a acerca a mi buscando sus labios para volver a besarla, con la pasión y el deseo que existen en nuestros cuerpos pero sobre todo el más grande y puro amor de nuestras existencias.
avatar
Joseph Romanus
Nivel 5

Cantidad de envíos : 715
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Clarisse W. Romanus el Lun Feb 01, 2010 6:17 pm

Me quedo detrás del árbol esperando que llegue hasta a mí algún sonido de sus pasos, pero no lo escucho, me pienso girar para trepar de nuevo cuando lo veo enfrente de mí, abro los ojos y después recibo su beso.

La forma en que me abraza y me lleva hacia él de nuevo para besarme, hace que mis manos busquen su lugar en su cuello, mientras nuestro beso va diciendo lo que los dos estamos sintiendo el uno por el otro, después de tanto tiempo de no haberlo besado de una forma similar me puedo dar cuenta de que en verdad todos me habían estado ayudando a que no pensara en él, pero lo que sentía mi cuerpo y sobre todo mi corazón era una enorme distancia entre ambos, no podía dejar de extrañarlo ni un sólo segundo y sólo con momentos como este sabía que tenía la razón de decir que era el amor de mi vida, recordaba que no habíamos estado juntos como debíamos, pero ahora eso no importaba por que estaba de nuevo entre sus brazos, me hubieran reclamado de haberlo sabido, pues tendría que haber dicho todo, me estremecí entre sus brazos recordando como había pedido volver a ser "hermanos" y cuanto me dolió.

Lo abracé con más fuerza y me separé de sus labios sólo escasos milímetros -Pase lo que pase y hagas lo que hagas, siempre te voy a amar de la misma forma...- dí un beso corto sobre sus labios nuevamente con todas las imágenes de regaños habidos y por haber que no me interesaban, yo lo amaba y lo seguiría haciendo aunque mi matrimonio no fuera nada de lo que yo había esperado en algún momento.

Cerré los ojos y recargué mi frente en su barbilla, bajando mis brazos de su cuello a su cintura, parecería que era mucho mejor estar jugando a ver quien disparaba a quien que ponernos en esta situación tan tensa para los dos -Gracias por este pequeño entrenamiento- suspiré y bajé mi cabeza hasta su pecho, era tan sorprendente que por él me sintiera como me sentía y que sólo él me pudiera dar el consuelo que necesitaba.
avatar
Clarisse W. Romanus
Nivel 7

Cantidad de envíos : 1863
Fecha de inscripción : 02/03/2009
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Joseph Romanus el Lun Feb 01, 2010 7:47 pm

Beso su frente y le levanto el rostro ligeramente para verla directo a los ojos, deje que las cosas nos llevaran de una a otra pero ahora el momento crucial se acerca tan rápido que comienzo a temer lo que pueda llegar a pasar después de todo este tiempo.

Quiero que sepas que te voy a amar, siempre este o no este te voy a amar el resto de mi existencia.


Vuelvo a abrazarla con fuerza mientras lentamente voy dejando caer mi marca para tomarla entre mis brazos con ambas manos, acurrucándola ligeramente mientras paso mi mano por su espalda acercándola ligeramente un poco más a mi cuerpo, para sentir su pulso, su respiración y la pequeña y delicada forma de su cuerpo.

Si alguien tiene que dar las gracias soy yo, porque a pesar de todo sigues aquí, a mi lado, sigues amándome cuando ya no merezco nada de ti.

Dejo que la marca caiga por la nieve y la tomo con ambas manos de la cintura levantándola hasta dejar sus ojos a la altura de los mios y antes de besar sus labios susurro.

Te amo, y te voy a amar hasta el último momento de mi existencia.
avatar
Joseph Romanus
Nivel 5

Cantidad de envíos : 715
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Clarisse W. Romanus el Mar Feb 02, 2010 10:34 pm

Sus palabras me estaban lastimando como pocas palabras podían hacerlo, dejé que me abrazara y solté la marca para poner mis brazos sobre sus hombros cuando me levantó, me dije a mí misma que no podía ponerme a llorar en este momento, que tenía que ser fuerte y que aunque él muchas veces me decía que lo que le gustaba de mí era mi estúpida inmadurez, quizá no era así y realmente él necesitaba una mujer a su lado, sabía que no podía hacerle caso a las tonterías que me habían dicho y aunque lo defendí, también sabía que habían resonado en mí, confiaba en él... lo tenía que hacer sino quería hacerme más daño.

Puse una mano sobre sus labios antes de que me besara, aunque deseaba ese beso más que nada lo detuve... respiré -Me toca hablar- estando entre sus brazos era tan complicado, no quería arruinar la "luna de miel" si es que eso era esto, a mí me sonaba un poco más a arrepentimiento, pues siempre se había quejado de que no pelearíamos y cuando finalmente aceptó lo hizo de mala gana, no me gustaba que no hiciera las cosas por gusto sino obligado, volví a tomar aire y quité mi mano de sus labios -Sólo necesito que me digas una sola cosa...- sabía que en su respuesta me podía haber matado ahí mismo sin siquiera necesitar una daga y estaba segura hubiera sido mucho menos doloroso -Es sólo decir sí o no- volví a poner la mano sobre sus labios antes de que me dijera algo y recordé lo ocurrido en el hotel, había aceptado mi decisión y eso era algo que todavía me seguía punzando, traté de no escuchar su mente por si llegaba a pensar algo -¿Esto es una despedida?- aunque la voz me salió un poco quebrada y los ojos se empezaban a llenar de lágrimas me repetía que no debía llorar, estaba conciente de lo que sentía por él así que afrontaría las cosas y mi semblante tendría que ser el mismo si decía sí o si decía no.
avatar
Clarisse W. Romanus
Nivel 7

Cantidad de envíos : 1863
Fecha de inscripción : 02/03/2009
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Joseph Romanus el Miér Feb 03, 2010 5:53 pm

La despedida?, demonios que tan mal me han salido las cosa que la mujer de mi existencia habla de despedidas, lentamente voy bajando hasta dejarla de nuevo sobre el suelo mientras siento las pequeñas y delicadas formas de su cuerpo, sin despegar un solo instante mis ojos de los suyos, a punto de hablar no quiero que vea duda en mi voz, en mi mirada o incluso en mi mente.

Despedida?? Es que acaso estoy haciendo tan mal las cosas que piensas en despedidas?

Cierro los ojos un momento y recuerdo su instrucción simple y sencilla un monosílabo es todo lo que quiere, suspiro mientras pongo un dedo de bajo de su barbilla y levanto su rostro hacia mi para verla una vez más directo a los ojos.

No.

Es todo lo que digo y vuelvo a inclinarme sobre su cuerpo para acariciar sus labios con mi aliento, esperando que esta vez no rechace mi beso.
avatar
Joseph Romanus
Nivel 5

Cantidad de envíos : 715
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Clarisse W. Romanus el Jue Feb 04, 2010 12:15 am

Ahora me logro tranquilizar con lo que me acaba de decir y respiro más tranquila aferrándome a sus brazos de nuevo y acomodando mi cara entre su cuello -No es que no estés haciendo bien las cosas... es que tus palabras así me sonaron "esté o no esté"- negué con la cabeza aún deteniendo aquellas lágrimas que se aferraban por salir.

Suspiré -Amor yo te amo más de lo que tú puedas pensar, más de lo que yo misma puedo creer, no digas que no lo mereces, lo único que desde hace tiempo necesito para estar bien es estar así... entre tus brazos, sintiéndome segura, protegida y amada por ti- me separé de sus brazos y lo vi a los ojos, respiré profundo, "Malditas lágrimas" -Me cuesta demasiado trabajo estar lejos de ti y bueno lo que me acabas de decir... luego aceptaste estar sólo como hermanos...- apreté los ojos con fuerza y los volví a abrir -Y luego un tipo me dijo que...- cerré los ojos de nuevo y esta vez no pude evitar que las lágrimas corrieran por mi rostro -...que tú necesitabas una verdadera mujer y no una mutante como yo- bajé la cabeza sin poder verlo y mis manos se iban aferrando cada vez menos a sus brazos, en este momento concebía cuanto daño me habían hecho esas palabras aunque las había negado con total convicción en el momento en el que me las dijeron.
avatar
Clarisse W. Romanus
Nivel 7

Cantidad de envíos : 1863
Fecha de inscripción : 02/03/2009
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Joseph Romanus el Sáb Feb 06, 2010 3:00 am

Sentir la forma tan impersonal que sus brazos se aferran a los míos además de sus ojos llenos de lagrimas y los surcos de sus mejillas terminan por hacerme los reclamos que a sus labios le faltaron. Vuelvo a levantar su rostro hasta que nuestros ojos se encuentran de nuevo y mientras poco a poco limpio sus lagrimas busco en mi interior las palabras que necesito para hacerla entender que todas esas voces que le llenan la cabeza de estúpidas ideas no son más que eso estupideces.

Ese tipo es un idiota y no alcanza a comprender en su diminuto cerebro que la mujer perfecta para mí es justo la que tengo en este preciso instante entre mis brazos.

Me inclino ligeramente hasta dejar mis labios a milímetros de los suyos aspirando el delicado y cálido aliento de su respiración, aspiro su aroma un par de ocasiones antes de volver a hablar.

Te amo Clarisse, y no sé en qué idioma necesito decírtelo para que me creas, quizás debería dejar que sea alguien más quien te lo diga porque últimamente tiene más peso lo que dice cualquiera a lo que te digo yo que soy tu, quizá no amado pero si, afortunado esposo.

Acompaño cada una de mis palabras con pequeños y cálidos besos sobre sus labios, sus mejillas, sus ojos su frente, me aseguro de llenar su rostro de besos haciendo mi mayor esfuerzo por demostrarle en cada beso cuanto la amo y lo mucho que significa para mí.
avatar
Joseph Romanus
Nivel 5

Cantidad de envíos : 715
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Clarisse W. Romanus el Sáb Feb 06, 2010 4:12 am

Dejo que habley respondo cada uno de sus besos mientras las lágrimas se iban secando en mi piel, a veces no soportaba que esto me pasara, era demasiado llorarle, suspiré y lo abracé de la cintura de nuevo recargando mi cabeza en su pecho, claro... como aquella niña que necesita protección, estaba frustrada pues había peleado tanto porque no me viera de este modo y después de tanto de no verlo lo primero que hacía era comportarme como tal, negué con la cabeza, pero no me separé de su pecho ni de sus brazos -No necesito que me lo digas en ningún idioma, amor, es que...- no tenía ningún argumento válido que lograra dejarme como alguien con una madurez brillante -...no sé que decirte, en ese momento no lo creí... en ese momento dije que confiaba en ti, que no estabas haciendo eso, que tú me amas, pero... no sé, no lo demostré sin embargo me dolió, pensarte en brazos de alguien más- me estremecí entre sus brazos y los míos se cerraron con más fuerza alrededor suyo.

En vez de levantar el rostro cada vez lo escondía más en su pecho "Brillante mujer madura" -Eres mi amado esposo... te amo como nunca amé, ni podré amar a nadie... te amo cada vez más, quisiera que pudieras ver en realidad todo lo que te amo- por fin levanté el rostro y me separé de su pecho -No sé que hacer para que estés conmigo, no sé si te alejas por mí... no sé... mejor dicho sí sé, que tal vez estoy diciendo una tontería, quisiera decirte que me iré para que no tengas una responsabilidad de tener que cumplir algo que quizá no quieras, pero no puedo, te amo... así... estés o no estés lo hago y sólo te estoy extrañando y estoy pensando en ti...- lo volteé a ver con una mueca en el rostro, no sabía ni que decirle, ni nada todas las palabras estaban rondando en mi cabeza, dando vueltas constantemente, repitiéndose una y otra vez, diciendo que tenían razón -Dejarte no está en mis planes, olvidarte menos...- mordí mi labio, las palabras chocaban con lo que pensaba, mi razón me repetía esas constantes voces de gente que decía apreciarme -Es denigrante lo que voy a decir, lo sé, quizá ni siquiera entiendas el motivo del porque lo diré y muchos me querrán matar, pero que más da...- encogí los hombros y sonreí de manera irónica -... más muerta quizá no pueda estar...- suspiré -...Te lo repito de nuevo, cuando no me quieras como tu mujer sólo lo tienes que decir, lo del hotel fue cierto... quizá si hubieras aceptado de mejor forma ser mi hermano nuevamente para mí hubiera sido más fácil seguir de esa forma, porque si perder tu amor me mataría perderte por completo... haría que dejara de existir, no podría soportarlo- llevé una de mis manos hacia su mejilla, sabía que si mis padres o Morten me escuchaban limpiarían Rusia... Europa y Asia, conmigo -Por no perderte podría ser sólo una amiga...- hasta yo me hubiera golpeado, en alguna ocasión había escuchado que él hacía lo que hacía por que sabía que me tenía segura, que no había de que preocuparse y quizá yo con esto sólo le daba más armas para que hiciera y deshiciera conmigo como quisiera, pero en algo había tenido razón "¿Qué importaba lo demás, si ya más muerta no me podía sentir?".

Me paré de puntas y le dí un beso con lentitud, volviendo a recordar su sabor que también tenía en la memoria -Puedo soportar todo, todo, menos estar sin ti...- susurré sobre sus labios y volví a besarlo con calma -Tienes mi corazón en tus manos, mi vida, mi todo, sin ti no puedo estar completa...- seguía besándolo entre palabras -...sí... lo acepto...- cerré los ojos con fuerza y me recriminé yo sola -...soy una niña...- no pude evitar bufar por aceptar esto, esta verdad -...una niña que creía que el matrimonio era color de rosa, pero que la nube se le acabó y ahora llora del golpe, pero como toda niña cuando se le pase el susto volverá a reír y volverá a creer- encogí los hombros de nuevo y me paré normal -...he intentado una y de mil maneras madurar, dejar a la niña y ser una mujer...- puse un dedo sobre sus labios, sabía que este era nuestro principal tema de discusión, no quería que me viera como niña pero aceptaba que lo era y él no me dejaba madurar, pretextos... -...no por que me lo pidas, es por mí, para ya no hacerme daño, para ya no hacerte daño, para no creer en princesas y príncipes y el "vivieron felices para siempre", la realidad no es así, no quiero verte y estar así, llorando... incómodos... son poco momentos los que te veo, quisiera disfrutarte, quisiera estar bien y llorando así, poniéndome así no lo voy a lograr, aunque digas que no, necesitas a alguien que no te reclame por esto que... quizá... es normal, que debería comprender, sin embargo no lo hago, necesitas a alguien madura y yo no lo soy, por más que me esfuerzo no lo logro...- ahora parecía que la que se despedía era yo, pero no era así, por algún motivo estaba diciendo cosas que no le había dicho en otro momento -...te amo, es lo único que te puedo decir amor, que te amo... más que a mí misma y no quiero que esto... aunque ya no sea un sueño, se haga un tormento peor, quiero recuperarte, quiero darte mi confianza de nuevo, quiero no tener miedo a tus promesas, pero sola no puedo- me quedé observándolo, saber que todo esto poco a poco se estaba yendo por un tubo me estaba doliendo.

Eso era lo que me hacía llorar y no parar, aunque hablaba de manera fluída, las lágrimas fluían del mismo modo y era que en mi interior sentía eso... que nos estábamos perdiendo... que ya no importaba que estuviéamos abrazados porque estábamos lejos el uno del otro.
avatar
Clarisse W. Romanus
Nivel 7

Cantidad de envíos : 1863
Fecha de inscripción : 02/03/2009
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Joseph Romanus el Sáb Feb 06, 2010 10:33 pm

Dejo que se desahogue, que saque todo eso que la atormenta y la hace sufrir; al sentir que se estremece la abrazo de una forma protectora, esa forma de cuidarla de todo y todos aquellos que puedan llegar siquiera a pensar en la posibilidad de hacerle el más mínimo de los daños. Protegerla de todos… de todos excepto de mí.

Con sus nuevas lagrimas algo más me golpea, la razón que me da de lleno, como demonios voy a protegerla de mí?. Genial ahora resulta que la única persona a la que más quiero proteger es justo a la que más daño le hago últimamente, mi esposa tiene a sus padres, a Morten incluso al bueno para nada de Acker, y yo que soy su esposo y soy el que en verdad debería estar no está, que el que debería limpiar sus lagrimas es exactamente el que las causa.

Bajo la mirada dejando que cada una de sus palabras llegue justo al punto que debe llegar el centro ya herido de mi alma, me hiere cada palabra cada lagrima me hace más daño que cualquiera de la más sangrienta de mis batallas, es tan irracional que sea una mujer tan, aparentemente, indefensa la que logre hacer este nivel de daño dentro de mí. Totalmente inmóvil con la mirada baja, aun con su mano en mi mejilla, cierro los ojos y mi cuerpo toma esa actitud de total y absoluta derrota.

Lo lamento.

Apenas es un susurro, no tengo valor ni fuerza para más, no existe dentro de mí más fuerza ni más palabras para nada más que para esto, aun con la mirada hacia el suelo vuelvo a intentarlo.

Lo lamento amor, jamás quise que ese tipo de sentimientos se apoderaran de tú ser, jamás estuvo dentro de mis planes que llegaras a sentirte de esta forma, no entiendo cómo fue que pude encontrar a mi princesa, construirle su castillo formarle el reino que deseaba y al final olvidar la parte más importante que era su príncipe azul.

Delicadamente tomo sus manos y las uno sobre las mías para llevarlas hasta mis labios y darle un beso lleno de devoción, sin tener aun el valor de levantar la vista y verla de frente.

Necesito volver a hacer esta pesadilla tu sueño, porque eso es lo que quiero que sea nuestro matrimonio tu sueño dorado amor, sé que no hice las cosas como debí hacerlas desde el principio pero esto es el nuevo principio.

Levanto la vista y ahora si voy directo a sus ojos aun con sus manos entre las mías y ese profundo dolor dentro de todo mi cuerpo, carcomiéndome de esa forma que solo el dolor es capaz de dañar la existencia de una persona.

Sé que no puedo pedirte que olvides el pésimo principio de nuestro matrimonio, sería como pedirte olvidar el pasado, y se dice que olvidar el pasado es volver a repetirlo y yo no quiero volver a repetir estos últimos días, no puedo y no quiero, eres la mujer de mi existencia y si tú dejas de existir.

Guardo silencio un solo momento para buscar el valor que necesito para terminar de hablar, para decirle todo esto que estoy sintiendo.

Si tú dejaras de existir yo dejaría de hacerlo en ese mismo instante, ya no tengo vida si no estás tú, quizá no soy lo suficientemente inteligente para demostrártelo pero lo eres, el día que te tome como mi esposa no fueron solo palabras comprometidas fueron palabras reales, un juramento real de amor eterno.
avatar
Joseph Romanus
Nivel 5

Cantidad de envíos : 715
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Clarisse W. Romanus el Sáb Feb 06, 2010 11:17 pm

Suspiro mientras lo escucho, a veces creo que es complicado que yo me ponga a llorar de esta manera y él... él con esa mirada sin que esté inundada de lágrimas refleje el mismo dolor, se lo digo, lo lastimo, no quiero hacerlo, pero si no le digo me sigo lastimando yo... y al estar mal yo, está mal él y sigue siendo lo mismo, al final los dos estamos mal.

Niego con la cabeza, ya perdí las esperanzas, no las he recuperado, se supone es lo último que se pierde y resulta que yo ya no las tengo... al parecer he perdido todo, excepto su amor, pero el amor no es suficiente, lo amo y me ama, pero... pero seguimos formando un abismo entre los dos, ni siquiera sé a donde se va, ni siquiera sabe que estuvieron a punto de matarme y que tengo una cicatriz en la espalda, limpio mis lágrimas, tengo que olvidar cuanto lo amo, quizá si logramos decirnos todo lo que sentimos esto se solucione, si nos quedamos con algo dentro ahí seguirá y hará más daño con el paso del tiempo, ya no quiero más daño, no quiero perderlo, no quiero caerme en la zanja que se abre en medio de los dos -No... ya no quiero...- empiezo a reunir fuerzas, empiezo a tratar de pensar con la cabeza y dejar al corazón a un lado -No quiero castillos, no quiero príncipes, no quiero sueños...- me alejo un poco de él y me recargo en el árbol más próximo que está con los brazos cruzados y un pie recargado en la corteza -Ya no creo en eso, la niña ya no quiere existir si existir le hace sufrir, no quiero forzar nada, sé cuanto te duele por que me está doliendo de la misma forma, pero no se puede construir un sueño de una dolorosa realidad... no quiero llevarme otra nueva decepción al ver que fracasamos haciendo que esto funcione como una burbuja rosa...- bajé la mirada hacia mis brazos y una de mis manos retorcía la manga de la chamarra del brazo contrario.

No levanté la vista, si yo veía en sus ojos todo ese dolor que me estaba demostrando todo se iba a ir por un tubo, no iba a poder decirle nada y le diría que estaba bien, que yo entendía, que ya no lloraría, que se fuera, que viniera cuando quisiera, que aquí estaba la tonta que lo esperaba, suspiré nuevamente y bajé el pie del árbol, que ironía... de nuevo en un bosque, quizá la tercera vez que estuviéramos en uno, sería para estar bien, si es que había esa tercera vez -Si vamos a recuperar esto, tiene que ser por los dos, pero...- le dí una patada a la marca que había dejado caer -...ya no quiero sueños, ya estoy harta de estar en esa burbuja de cristal donde me quisiste tener, por que el cristal se quebró y me está cortando, prometiste que si me encerrabas en una estarías en ella y no estás, no puedo sonreir cada vez que veo a alguien, por que no sé que contestar cuando alguien me pregunta que me parece la vida de casada...- mis manos se empezaron a mover desesperadas y las malditas lágrimas volvieron a querer salir -...no sé que contestar, no sé que decirles, no sé que es un matrimonio, porque no creo que sea el peor tormento que exista en el mundo, no es eso cuando uniste tu vida a la persona que más amas en el mundo...- me quedé callada mientras las lágrimas volvían a correr ¿de dónde demonios salían tantas? -...no sé que responder cuando me dicen donde estás, como estás, que haces, como te ha ido, no sé nada de mi esposo, antes me gustaba estar con gente, platicar, verla y ahora los evado porque no quiero mentirles y tampoco quiero darles lástima...- llevé las manos a mi rostro y después hacia mi cabello, negué con la cabeza -Ya no quiero ser la niña, ya no voy a serlo, ya me cansé...- sequé mis lágrimas por completo y lo miré... seria, no sabía como podía verlo así cuando lo amaba tanto cuando quería correr a sus brazos y decirle que nada importaba más que él estuviera conmigo en este momento, ¿realmente estaba cansada? o ¿sólo era uno de mis tantos berrinches?, me daba miedo averiguarlo.

Después de poder fingir que no me importaba el dolor que se reflejaba en su mirada pude pronunciar algo, juntar las palabras necesarias para decirle que lo amaba, que quizá lo comprendía pero que me había dolido, por que él más que nadie sabía la ilusión que me hacía la idea de casarme con él, Romanus sabía que yo no quería que se casara conmigo por un berrinche -No digas eso... hemos estado juntos y los dos... por lo menos parece que seguimos vivos...- negué con la cabeza, él me lo había dicho en alguna ocasión, tenía miedo de que al casarnos nos separaríamos, maldita necedad, suspiré -¿Sabes? no quiero ser tu hermana de nuevo por que no te ame... quiero ser tu hermana o incluso tu novia otra vez, hasta la tonta cuñada incómoda... con tal de verte... con tal de estar unos instantes contigo... esto...- quité el anillo de mi dedo y se lo extendí -... tener esto en mi dedo me costó estar separada del amor de mi vida y así no lo quiero...- apreté el anillo en mi puño sin demasiada fuerza no quería destruirlo -... estar frente a un altar vestida de blanco hizo que perdiera lo que más amo... Joseph, no quiero este matrimonio si eso significa perderte, no lo quiero- aventé el anillo a la nieve -Yo te quiero a ti conmigo, es lo único, ¿qué tengo que hacer? ¿divorciarnos? ¿qué tengo que hacer para tener lo que teníamos y ahora se esta perdiendo?- esta vez las lágrimas no asomaban a mis ojos aunque sabía que si las quería sacar y correr a sus brazos, todo sería más fácil si hiciera eso, ahorita estaríamos besándonos, riéndonos aunque en el fondo tendría las mismas preguntas y los mismos miedos que ahora externaba.
avatar
Clarisse W. Romanus
Nivel 7

Cantidad de envíos : 1863
Fecha de inscripción : 02/03/2009
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Joseph Romanus el Dom Feb 07, 2010 1:07 pm

Sus palabras terminan de romperme, si es que aun existía algo dentro de mí que aun estuviera completo, la estúpida burbuja no la rompió más que yo, yo con mis estúpidas ideas de darle todo de tener todo para ella. En ese estúpido ímpetu de darle todo olvide darlo lo más importante, algo que daba por sentado que conocía, yo sé que la amo, y doy por sentado que ella también lo sabe.

Lentamente acaricio su mejilla con un par de dedos temblorosos, las lagrimas esta vez no aparecen y esa es mi mayor preocupación, en verdad aniquile a mi mayor tesoro, de una forma dura y cruel acabe con mi niña dejándole a cambio a una mujer con un matrimonio frustrante. Suspiro, me es tan imposible creer que tome a mi niña, a mi muñekita y la puse en un altar tan alto que incluso yo mismo soy incapaz de alcanzarla, quiero decirle tanto, explicarle decirle que no estuve porque estaba buscándole algo mejor.

Bajo la mirada derrotado, sabiendo que la eh perdido totalmente, es mi esposa pero ya no es mi mujer y eso me tortura porque la perdí por mis errores, por mi estúpido deseo de darle todo. Sometí a mi niña a tantas torturas hasta que al final la aniquile, me dejo a una mujer y tampoco sé cómo tratarla, olvide todo y no quedo más que esto, la mujer atormentada por todos sus sueños rotos.

El problema es que tú no tienes que hacer nada, yo soy el hombre que debe hacerlo, debo volver a ser el hombre de tu vida, no quiero ser tu marido quiero ser tu esposo, con o sin esto.

omo mi alianza y también la dejo caer a la nieve justo ha lado de la suya, vuelvo a acércame a ella ligeramente esperando que ese gran rechazo al que soy merecedor no suceda en realidad.

No puedo aceptarte como hermana, como amiga suena tan poco, y mi novia, nada de eso me satisface ya, te quiero a ti, a mi lado.

Tomo sus manos de nuevo y las llevo hasta mi pecho a la altura de mi corazón, como solía hacerlo tantas otras veces.

No voy a divorciarme de ti, lo que nos prometimos fue real, fue amor y para mí lo sigue siendo y lo seguirá siendo hasta el final. Si tú crees que el divorcio es lo que te dará la paz que necesita tu alma y tu ser para volver a estar en calma como antes de que llegara a tu vida, adelante, firmemos esos papeles de divorcio.

Cierro los ojos y beso su frente ahogando en mis labios el deseo de volver a probar lo suyos, no puedo besarla se que si vuelvo a sentir el contacto de sus labios no voy a dejarla libre, es mi muñekita, mi niña y siempre pase lo que pase será mi mujer.

Solo no me digas que me cuide o que siga adelante porque sabes que es una pérdida de tiempo y que me alegue muchísimo menos, te cuidare desde la sombras siempre.

Vuelvo a alejarme libero sus manos y tomo una distancia en verdad excesiva entre nosotros, sintiendo que cada paso hacia atrás termina de romper todo lo que existe dentro de mí.
avatar
Joseph Romanus
Nivel 5

Cantidad de envíos : 715
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Clarisse W. Romanus el Dom Feb 07, 2010 3:25 pm

Lo sigo viendo de esa misma forma, no sé como puedo seguir así sin que las lágrimas corrían, no esta vez, o se habían acabado con tantas noches de estar llorando o en verdad había entendido todo lo que tenía que enteder, quizá sólo me hacía falta externarlo y entonces terminaría por darme cuenta de que era lo mejor para mí, veo su alianza junto a la mía y regreso a verlo a él, parece que no pasa nada, sin embargo todo lo lindo que había sido alguna vez se está terminando.

Se acerca a mí y pone mis manos en su pecho, casi vuelvo a sonreír de recordar que decía que por mí latía, pero no lo hice, seguí escuchándolo dejando que todo empezara a derrumbarse, se aleja y me quedo donde estoy -No has entendido, Joseph, pero ¿qué más da? destruyamos todo, hagamos todo lo posible por destruir por completo la poca felicidad que nos queda- sonreí irónica y caminé a donde estaban las alianzas, las levanté y las guardé en la bolsa de mi pantalón.

Me quedé ahí parada -En cuanto lleguemos a cas... a Nueva York empezamos los trámites, será algo sencillo... supongo... porque no quiero nada material- el tema de los divorcios nunca había sido algo que a mí me interesaba pues siempre mi idea era de que si me casaba tenía que ser para toda la vida, bajé la mirada nuevamente -No creo recuperar la paz, ni tranquilidad, ni seguridad ni mucho menos mi vida, pero bueno...- levanté la mirada para verlo y volví a sonreír sin verdadera felicidad -Siempre me has querido dar gusto en todo- me reí -Si tan sólo pudieras negarme algo...- negué con la cabeza con esa sonrisa aún en los labios.

Me acerqué hasta él y me subí a su espalda, lo abracé por el cuello, recargando mi barbilla en su hombro -¿Sabes? siempre supe que serías el único cazador que me iba a terminar matando y aún así te amé, te amo y te amaré toda la eternidad- sólo era un susurro mi voz -No interesa,ya nada interesa, y así como tú me pides que no te aleje yo te pido que no me cuides... de nada sirve, sólo así en las sombras pero si me meto en problemas no trates de resolverlos por mí- suspiré -Además creo que me podría mantener con vida sola- sonreí nuevamente.
avatar
Clarisse W. Romanus
Nivel 7

Cantidad de envíos : 1863
Fecha de inscripción : 02/03/2009
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Joseph Romanus el Dom Feb 14, 2010 9:46 am

Al final así es como esta planeado que todo termine, la sostengo con fuerza sobre mi espalda dejando que sus palabras termine conmigo, el calor de sus manos sobre mi pecho sostiene aun en su lugar los trozos de mi corazón, se que el día que ya no esté a mi lado este corazón terminara por caer en pedazos.

Su vuelves a suspirar de esa forma dejaras sin oxigeno a toda Rusia.

Vaya comentario tan estúpido y fuera de lugar, pero ya qué más da estamos a horas, quizás por mucho días de que todo esto termine ella será libre y yo, volveré a ser… yo??, no puedo volver a ser yo, porque yo soy yo con ella, sin la mujer de mi existencia qué más da ya lo que sea, príncipe o mendigo, sin mi amada muñekia dará lo mismo, ahora soy yo el que suspiro, mientras camino con ella a mi espalda y los malditos recuerdos golpeándome por completo, haciéndome pensar en los malditos encuentros en los bosques, al final fueron el principio y el final de nuestra historia, fue el bosque nuestro primer encuentro y también será el último, ahora vienen las grandes firmas de abogados, los acuerdos y las discusiones.

Llego hasta el auto y la bajo de mi espalda, le abro la puerta y la ayudo a entrar en él, sin una sola palabra, qué se dice en este tipo de momentos?, cuales son las palabras que se dicen?, por qué nadie escribe un libro para este tipo de momentos?, la veo a los ojos un momento y al final desvió la mirada.
avatar
Joseph Romanus
Nivel 5

Cantidad de envíos : 715
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PARAISO DE HIELO.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.